LOS FACTORES DEL CLIMA:
- Los factores que explican el clima del territorio español pueden agruparse en tres categorías fundamentalmente:
2.1 Factores geográficos (Localización):
- La península Ibérica comprendida entre los 36º 00’ (Tarifa) y los 43º 47’ (Bares). Pertenece a la zona templada, al cinturón meridional. Esta zona implica la existencia de dos estaciones muy marcadas (verano-invierno) y dos de transición (primavera-otoño). Por otra parte se sitúa entre dos masas marítimas con características diferentes (océano Atlántico y mar Mediterráneo. La península Ibérica está a caballo entre dos continentes: Europa (templado-húmedo) y África (cálido-seco al norte), con lo cual influyen bastante en el clima y otros elementos del medio físico, como la fauna o vegetación. Se ve afectada por la corriente cálida del Golfo debido a su situación al oeste de Europa (esto explica que estos países tengan temperaturas más cálidas que las que les corresponden por la latitud).
- Continentalidad: la península Ibérica tiene una forma muy maciza, que dificulta la penetración de la influencia marítima y favorece una regularidad en al transición climática de norte a sur (zonalidad) y también de este a oeste. La disposición de las cordilleras se refuerza con otro factor que contribuye decisivamente a la marcada continentalidad del interior (elevada altitud media de la Península, de 660 m).
-Corriente fría de las Islas Canarias: Dado que esta es una corriente fría; si no existiera, la temperatura media de las Islas Canarias sería más elevada.
Los factores geográficos permiten diferenciar la franja litoral (húmeda y con escasa amplitud térmica) y el interior (seco y con elevada amplitud térmica), aunque hay que precisarla en muchos casos. También favorecen la formación de altas y bajas presiones térmicas ligadas al factor de la continentalidad.
2.2 Factores dinámicos:
- Explican el comportamiento de la atmósfera en función de la disposición y la movilidad de los centros de acción, las masas de aire y los frentes.
2.2.1 Centros de acción: los principales centros de acción que afectan a la Península son el Anticiclón de las Azores y la Baja presión de Islandia (de origen dinámico ambos). En verano suelen ocupar latitudes algo más altas (nos afecta más el Anticiclón de las Azores), mientras que en invierno se desplazan hacia el sur (nos afecta más la Baja presión de Islandia).
- El anticiclón de las Azores: es el centro de acción que más afecta al clima de nuestro país. Es un anticiclón subtropical situado al oeste de la península Ibérica (en las islas Azores). En verano al ascender es cuando más afecta a nuestro territorio. Su efecto principal es que hay altas presiones en altura que generan sequía, y normalmente envía aire templado/cálido.
- La baja presión de Islandia: pertenece al cinturón de bajas presiones ubicadas a unos 55º de latitud norte, generadas por el choque de las altas presiones polares y las altas presiones subtropicales. En invierno desciende en latitud, y es cuando más afecta a la Península. Envía aire polar marítimo, frío y húmedo, principalmente en invierno.
- Los anticiclones térmicos continentales y peninsulares: son el europeo/euroasiático, el peninsular y el norteafricano. Actúan durante los meses de invierno y su origen se relaciona con el contacto con suelos fríos, en ocasiones cubiertos por una capa de nieve. Provocan tiempo seco y frío, con heladas nocturnas, cielos despejados y nieblas sobre las depresiones, consecuencia de las inversiones térmicas. Afecta principalmente a la mita norte.
- Las bajas presiones térmicas continentales y peninsulares: son la norteafricana, peninsular y europea. Actúan durante el verano, generándose frecuentemente sobre la mitad sur. Muy estacionaria, ocasiona tormentas locales de génesis termodinámica y en ocasiones, provoca lluvias de arena debidas al efecto chimenea del centro de las borrascas.
- La baja presión del golfo de Génova: es de origen dinámico. Se genera en la zona de contacto de las masas de aire frías polares del centro y norte de Europa y las húmedas y templadas del Mediterráneo. Actúa de octubre a abril. Aporta aire húmedo, y su influencia es bastante local, especialmente sobre las costas mediterráneas.
2.2.2 Masas de aire: la península Ibérica y las islas Baleares están influidas básicamente por dos importantes masas de aire: una fría-polar de latitudes altas, y otra cálida-tropical de latitudes bajas. La situación en la banda de contacto entre ambas provoca inestabilidad. Estas dos grandes masas de aire se pueden subdividir en otras secundarias, según sea su procedencia marítima o continental. Las masas de aire más destacadas son las siguientes:
- El aire tropical marítimo (origen en el anticiclón de las Azores; es cálido y en parte húmedo), el aire tropical continental (origen en los anticiclones subtropicales del norte de África; es cálido, seco y estable en invierno, pero muy inestable en verano por sus olas de calor).
- El aire polar marítimo (origen en la masa polar marítima; es húmedo y frío, con lo cual se genera mucha inestabilidad. Puede llegar hasta Gibraltar y penetrar en el Mediterráneo), el aire polar continental (origen en Europa central o bien en Liberia; es frío, seco y estable).
- El aire ártico marítimo (origen en el Atlántico Norte; es muy frío, seco, y estable hasta que llega a la Península y provoca chubascos), el aire ártico continental (origen en el noroeste de Liberia; es muy frío, seco y estable hasta que llega a la Península y provoca olas de frío).
2.2.3 Frentes: además de los principales (que separan las masas de aire más importantes y son bastante estables) hay otros muchos secundarios, muy variables, lo cual se puede apreciar en cualquier sucesión diaria de mapas meteorológicos.
- El frente polar es el que más afecta a la península Ibérica y un factor de primer orden de los climas europeos. Separa la masa de aire polar de la tropical. Asciende y desciende latitudinalmente según las estaciones, empujando por las oscilaciones de los principales centros de acción. En invierno puede situarse en casi todo el territorio español. Sus efectos son especialmente marcados en otoño y en primavera, se producen las más importantes perturbaciones y cambios de tiempo.
- El frente de los alisios separa dos masas de de aire tropical: la oceánica y la continental del centro de África. Provoca la aparición de un frente orientado según la costa atlántica de África septentrional, apuntando hacia la península Ibérica. Afecta al sur peninsular en verano y se generan tormentas de notable intensidad.
2.2.4 La jet stream o corriente en chorro: es una corriente de altura. En la troposfera se produce una circulación general de oeste a este de la Tierra, que arrastra a los vientos por la gravedad. Esta es especialmente importante en las latitudes templadas, porque se ponen en contacto dos masas de aire totalmente distintas y porque viene a sumarse a la circulación general del oeste de vientos de superficie propia de las bandas templadas. Afecta de manera preferente a las regiones del norte peninsular. Provoca gotas frías, violentas precipitaciones y un descenso acusado de las temperaturas.
2.3 Factores astronómicos:
- La inclinación del eje de la Tierra provoca que en nuestras zonas, de latitudes medias, aparezcan las estaciones. Si no existiera esta inclinación siempre se estaría a la misma temperatura, no existirían estaciones.

César Estévez Corrales 2 BHC